Savile Row: la esencia del chic ingles para el traje masculino

No muy lejos de Piccadilly Circus, Savile Row es una pequeña calle flanqueada por edificios bajos de ladrillo o gres. Paralela a Regent Street, esta vía es conocida en todo el planeta por ser el centro del mundo del dandismo, el paraíso del traje de 3 piezas, las camisas a medida, el British Bespoke (3 pruebas mínimo) y los gemelos. Aquí encontramos unas 40 sastrerías y, desde hace poco, un zapatero. Los escaparates conceden el protagonismo al terciopelo, el lino o el tweed. Aún hoy, Savile Row sigue siendo sinónimo de elegancia y excelencia.

Un aire de renovación

Desde hace algunos años, cuando la idea de que una mujer podía llevar prendas tradicionalmente concebidas para el hombre apenas comenzaba a imponerse en los conservadores talleres de Savile Row, una mujer abrió aquí por primera vez su tienda. Al igual que sus colegas, Kathryn Sargent recibe con cita previa y después somete a sus clientes a un largo proceso, como bajo la figura tutelar de Beau Brummell, padre del dandismo británico. Esta mujer, que no duda en defender el tweed tejido en el Reino Unido, revoluciona si hacer ruido el barrio citando a una figura transgresora del pop como David Bowie junto al más almidonado Príncipe de Gales entre sus fuentes de inspiración.

Chic 2018

Este otoño, el modelo austriaco Werner Shreyer vuelve para encarnar el espíritu IKKS. El actor de ojos de acero y rasgos finos encarna la evidencia de que nada realza la elegancia de una silueta como una camisa masculina bien llevada. Ni demasiado ajustada, ni demasiado suelta, bastará con que el largo de las mangas de la americana sea el adecuado para completar con la elegancia de su toque aristocrático un vaquero o un chino. Apuesta por los motivos para pasar de la sobria elegancia a una ligera excentricidad… so British.